domingo, 2 de mayo de 2010

REPARACIONES POLÉMICAS EN EL ACUDECTO DE SEGOVIA

Imagen de: http://www.fatalfary.files.wordpress.com/


A finales de de 2009 la prensa se hizo eco de una noticia que levantó mucho revuelo a nivel autonómico (Castilla y León) y nacional, las reparaciones que había sufrido el acueducto romano de Segovia en los años anteriores habían sido agresivas. Las intervenciones defectuosas concretamente fueron las de las campañas 1970-73 y 1992-1994. En la primera se usó mortero de cemento para rellenar los espacios entre los distintos sillares, y en la segunda fue utilizada la limpieza con chorro de arena. En la actualidad se ha comprobado que estas restauraciones no solo no consiguieron parar el deterioro del monumento, sino que que la técnica de chorro de arena produjo una mayor arenización de la piedra. Estas conclusiones fueron elaboradas por expertos dependiente del Fondo Mundial de Monumentos, con sede en Nueva York, siendo estas conclusiones las que han dejado la actuación de la Junta de Castilla y León en evidencia.

Son precisamente problemas políticos los que han tenido y tienen paradas las urgentes reformas que necesita el acueducto, pues puntos de vista encontrados sobre la intervención, mantienen enfrentados al Ayuntamiento de Segovia y a la Junta de Castilla y León. La intención de la Junta es llegar a un tipo de acuerdo general sobre la ciudad, no solo en concreto sobre el monumento, algo que ya ha sido puesto en marcha en Ávila y en Salamanca, las otras dos ciudades patrimonio de la humanidad de la comunidad.

Mientras los debates políticos se suceden, el acueducto de Segovia sufre una degradación del granito. Muchos bloques se encuentran redondeados, han perdido las aristas y, en algunos sillares, los puntos de contacto no son suficientes para repartir de forma adecuada la presión, lo que puede derivar en futuros problemas estructurales del monumento.

Este caso pasa a ser un ejemplo claro de la politización del patrimonio, o de como la política se convierte en un obstáculo para el patrimonio. Probablemente lo más triste sea como la ciudadanía, generalmente, asiste a estos espectáculos sin exigirles respuestas a sus políticos, claro que este problema lamentablemente no solo se ciñe al patrimonio.
Trabajo realizado por Rafael Velis Ferre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada