jueves, 6 de mayo de 2010

DEVÚELVEME LO QUE ES MÍO

No había estado nunca en Copenhague hasta este mes de abril, Alberto tenía ganas de ver el gran icono del país: la escultura de La Sirenita, pero ésta no estaba allí. Al preguntar, le informaron que se le habían llevado a la Exposición Universal de Shanghai, aunque que regresaría. En este caso, la escultura regresará pero en muchos otros la escultura, la pintura o hasta el edificio nunca volvió y, probablemente, nunca volverá.


Expolios hay actualmente y ha habido durante toda la historia, todos conocemos algunos famosos como: el expolio de las metopas del Partenón de Atenas cometido por Lord Elglin en el s. XIX, que más tarde se albergarían en el Museo Británico; o el expolio de incalculable valor llevado a cabo en Egipto por el arqueólogo alemán Ludwig Borchardt en 1913 quien se llevó la escultura de Nefertiti, que actualmente atrae millones de visitantes cada año en el Neues Museum de Berlín. Y así una lista infinita que tiene como víctimas a todas las culturas del planeta, incluso hay países que las han cometido y recibido, es el caso de España.


En estos países se ha trabajado por la restitución de este patrimonio tan preciado desde hace varias décadas, casi siempre sin resultados. Por eso, se ha celebrado recientemente en El Cairo el I Congreso Internacional de Cooperación para la protección y recuperación del legado cultural y en el que participaron funcionarios y vicepresidentes de Cultura de hasta 25 países, entre ellos España, Estados Unidos, Grecia, Perú, Nigeria o el propio Egipto. Destacó la ausencia de los propios “culpables”: Reino Unido, Francia y Alemania. Aunque sí que participó Estados Unidos, país en el que se encuentra la colección de Machu Picchu, concretamente en el Museo Peabody de la Universidad de Yale. Pues bien, novedad en los acuerdos hubo poca, ya que se sigue reclamando la devolución de algunos de sus restos arqueológicos, aunque destaca que tengan la intención de luchar juntos e intentar cambiar la legislación internacional, muy ambigua para este tipo de casos. Sin embargo, muchos catedráticos y profesores universitarios quisieron hacer hincapié en diferenciar entre piezas que fueron llevadas hace más de cien años, cuando países como Grecia o Egipto no existían como tales estados actuales, y las robadas ahora. Se justifican en que la Convención de la Unesco en 1970 prohibió el comercio ilícito de bienes culturales a partir de esa fecha, por tanto, para los anteriores existe un vacío legal. En este congreso se ha intentado modificar esa Convención para que la prohibición tenga carácter retroactivo.


Un hecho obvio es que la opinión pública global está cambiando y se está sensibilizando al respecto, es así que cuando un turista español visita el Museo Británico y entra en la sala donde se exponen las metopas del Partenón siente un sentimiento contradictorio: por un lado se maravilla de la grandiosidad de la escultura clásica y, por otro, se puede llegar a indignar por lo que significó ese expolio y que no pueda contemplarse en el lugar original, también se da el punto de vista en el que se piensa que el museo es el mejor lugar de conservación posible.

Sin embargo, hay casos actuales de devolución de patrimonio a su lugar de origen, es el caso de las Cabezas Maoríes que Francia devolverá a Nueva Zelanda, mediante una ley para permitir la restitución aprobada en la Asamblea Nacional en París, que no ha estado exenta de polémica debido a las inmensas colecciones de restos humanos que posee Francia de su pasado colonial. Por ahora, sólo se habla de devolución de restos humanos y se estudiarán todos los casos que se demanden. Pero lo que ocurra en el futuro es una incógnita, quienes van en contra de la restitución alegan que eso supondría el fin de los museos, sus opositores alegan que les robaron parte de su historia y que debe ser devuelta, y según dijo en el congreso Zahi Hawas, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto: “Haremos la vida imposible a aquellos museos que no atiendan nuestras peticiones”.



Autor: David Galisteo

Fecha: 4 de mayo de 2010

Imágenes: noemalab.org y galeon.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada