miércoles, 12 de mayo de 2010

CAMPAMENTO 311


A finales del mes de marzo de este año y principios de abril, participe en una excursión establecida y relacionada con la figura de Miguel Hernández. Nos dio a conocer de primera mano los acontecimientos más importantes de nuestra historia más reciente y determinante a la hora de comprender la situación política, social y económica actual en nuestro país durante la Segunda República Española, la Guerra Civil y la Dictadura.

Era un Campamento por la Memoria Histórica y donde tuve la suerte de visitar distintas provincias de Andalucía: Sevilla, Córdoba, Jaén, Granada, Cádiz y Almería. De la mano de dos guías arqueólogos, nos explicaron los distintos hechos de la historia de la Dictadura, según íbamos pasando por las distintas provincias de Andalucía. El estudio partía de las fuentes documentales, del estudio de la Historia sobre el terreno, del testimonio vivo que pudimos disfrutar con uno de los padres de una compañera del grupo que vivió en esa época. También de la propia labor de recuperación de la memoria histórica a través de los trabajos de exhumación de fosas comunes y de investigación científica rigurosa.

El primer día visitamos Sevilla, haciendo un itinerario por el casco antiguo para conocer los sucesos más relevantes de la ofensiva y la resistencia a partir del Alzamiento militar golpista de julio de 1936. Al día siguiente marchamos hacia Córdoba e hicimos una expedición al Cerro de la Cruz, donde allí vimos in situ las líneas de trincheras y los episodios de la contienda en la zona.

En Jaén fue la “Ruta de los Maquis”, en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas. Fuimos por los lugares de refugio de muchos de los últimos guerrilleros antifranquistas, en uno de los últimos escenarios de la resistencia armada y un breve análisis del papel desempeñado por las distintas agrupaciones guerrilleras en la lucha contra el fascismo.

El siguiente día los pasamos en Granada, el Barranco de Víznar, donde fuimos a la fosa donde se dice que descansa el poeta Federico García Lorca.

Los últimos dos días visitamos los refugios subterráneos de la ciudad de Almería, donde la población civil se protegía de los bombardeos fascistas y al monumento levantado en homenaje de los almerienses deportados a los campos de concentración nazis. Y por último en Cádiz, Benalup- Casas Viejas, donde tuvo lugar el levantamiento de 1933.

Fue una experiencia muy positiva porque puso al alcance de los jóvenes la historia acontecida en la época franquista y contada de una manera crítica y objetiva.

Mª Ángeles Romero Amián

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada